Hoy en día podemos observar cómo los chicos son los primeros en reciclar, reutilizar y reducir. A lo largo de todo el mundo los jóvenes se muestran interesados por esta temática y se movilizan en organizaciones y propuestas para generar concientización y un cambio en el mundo.

¿Cómo incorporar esta preocupación en la clase? ¿Qué medidas puede tomar una institución para participar en el cuidado del medio ambiente?

La escuela al poner en práctica cambios reales genera que sus alumnos también se apropien de estos nuevos hábitos para cuidar el medio ambiente, logrando una conciencia colectiva. 

El Colegio Rainbow es un claro ejemplo de incorporación de energías limpias con el objetivo de sumarse al cuidado del medio ambiente.

Esta institución educativa, con más de 30 años de trayectoria, se caracteriza por su experiencia sumando constantes procesos de innovación y compromiso social dentro de los fundamentos de su nuevo paradigma educativo. 

El pasado 6 de marzo inauguraron el comedor/SUM, un nuevo espacio autoabastecido con energía limpia proveniente de paneles solares. Cuenta con dos calefones solares y con diez paneles solares que tendrán el objetivo de sumarse al cuidado del medio ambiente y a tratar de autoabastecerse, además de contribuir a disminuir costos.

La instalación fue realizada por Ecofriendly Ingeniería, una empresa mendocina de construcciones y energías renovables, con el apoyo del estudio de arquitectura e ingeniería Marín – Mercado.

Se han colocado diez paneles solares de 270 W cada uno, con los cuales la energía absorbida del sol se convierte en energía eléctrica con forma de corriente continua. Estos equipos generan un ahorro equivalente a la energía que necesitan las luminarias y aire acondicionado del SUM. Por otra parte, los dos termotanques solares proporcionan 400 litros de agua caliente, para ser aprovechados en diferentes usos, tales como baños y cocina.

Este nuevo espacio tiene el propósito de contribuir al bienestar de los alumnos, al desarrollo de las actividades escolares y de aportar como institución “su granito de arena” en el consumo eléctrico de la provincia de Mendoza. De manera integral, esta decisión pretende también que sus estudiantes conozcan las energías renovables y que sepan que son una alternativa disponible al consumo.

Fuente: