En esta segunda parte de la entrevista con iEducativo, Jorge Lanata habla de su vinculo personal con la educación y de cómo se involucra en el desarrollo de sus hijas.

¿Puede la educación salvar al mundo?

La educación no puede ir sola. La educación se da en un contexto donde valorizas determinadas cosas. Lo que puede salvar al mundo es la imaginación. Pero la imaginación también tiene que ver con la formación, no es un fenómeno hippie. Einstein tuvo que pensar que había otra dimensión. Nadie lo había pensado. Eso es un ejercicio de imaginación. Pensar que lo que tenes a tu alrededor no alcanza, y hace falta una cosa que a lo mejor esta pero nadie vio ordenado de esa manera. Yo lo que creo que va a salvar al mundo, si es que el mundo se puede salvar, es la libertad. La libertad tiene que ver con la libertad de cabeza, con la libertad de imaginación y con la educación que es la manera de sistematizar la libertad.

¿Como fue tu vinculo con la educación formal?

Yo soy una especie de sobreviviente de la educación. Estudie un par de carreras y las deje. Estudie filosofía y derecho. Me aburrían las dos. Filosofía es muy interesante pero como la dan me aburrí. Yo creo que uno nunca deja de estudiar. Yo escribí un libro de historia y trabaje siete años. Si lo hubiera hecho en la facultad seria historiador. Pero no me importa ser historiador, yo quería escribir ese libro. Estoy estudiando plástica y no quiero ser licenciado en historia del arte. No pare de estudiar. Fu al colegio y empecé a trabajar en la radio muy chico, a lo 15. Así que deje el colegio y lo termine a la noche y después fui a la facultad. Yo creo que la facultad te sirve para sistematizar el estudio, no creo que sirva para mucho mas. Te obliga a leer a lo mejor tipos que por vos mismo no leerías nunca o tardarías más en acceder, tiene un sentido practico. En verdad, no creo que el conocimiento pase por la academia. A lo largo de la historia la academia es lateral al conocimiento. Los grandes descubrimientos fueron por fuera de la academia. Me importa por supuesta la educación académica porque no todo el mundo tiene la misma capacidad y las cosas tienen que democratizarse y estandarizarse. Pero no creo que la educación pase por la academia. En un momento fui a dar clases de periodismo y no sirvo para dar clases porque uno naturalmente tiende a hablar con los mejores y al resto no darles pelota y un maestro es al revés. Yo tendría que hablar con los peores y me aburre, me pone mal, no me sale. Lo que trate de hacer accidentalmente en mi trabajo fue crear como tandas de periodistas. Hay mucha gente que se formo con nosotros. Pero eso no fue deliberado. Armamos medios que cambiaron muchas cosas entonces mucha gente se formo en Pagina y otras lados.

¿Como te involucras en la educación de tus hijas?

Vos estableces esos valores en la casa. De golpe estas discutiendo de algo y lo buscas en el celular a ver que es y terminas hablando de los tiburones que no conocías nada. Siempre digo que no hay malos temas, hay malos periodistas. Yo tengo que poder hacer una buena nota hablando de las servilletas de papel, ¿Por que se hicieron? ¿Por que son así? ¿Que temas me interesan? Todos. Todo me interesa. Como no me v a interesar si hay un montón de cosas que no se. Es es una actitud y ellas ese valor lo van teniendo porque vivieron con eso. Yo creo por ejemplo en la lectura. Yo creo que uno tiene que tener una relación animal con la lectura. Tengo sed, tomo. Tengo hambre como, quiero leer tal cosa, leo. Pero no imponerse leer. Borges decía si usted no entiende Shakespeare o usted no esta preparado para Shakespeare o Shakespeare no esta preparado para usted pero no se obligue a leerlo. Leer tiene que ser algo placentero. Ya vas a llegar a Shakespeare.  O a lo mejor no llegas nunca y podrás vivir sin él. Nos enseñaron a odiar muchas autores que después eran maravillosos. Pero no lo sabíamos porque había que leerlos de tal a tal pagina. Hay que tener una relación mas animal con la cultura.

—–

Jorge Lanata es periodista, escritor y conductor de radio y televisión. Fue fundador de los diarios Pagina/12, Critica de la Argentina y de las revistas Veintitrés (originalmente Veintiuno), Pagina/30 y Ego. Entre sus obras mas relevantes se destacan Periodismo para Todos (TV), Día D (TV), Argentinos (Libro) y Cortinas de Humo (Libro). Lanata ha recibido numerosos premios, incluido el Martin Fierro de Oro, el Premio Konex de Platino y un premio Emmy Internacional.