La realidad virtual no sólo se utilizará en el ámbito del entretenimiento, aplicándose al cine y los videojuegos, sino que también revolucionará las aulas. Los expertos en pedagogía coinciden en que los beneficios de estos avances en el aprendizaje serán suficientemente notorios como para abrirle hueco en el sistema educativo. Si hasta ahora las nuevas tecnologías han encontrado en la educación multitud de barreras, con la llegada de la ‘VR’ (siglas en inglés de realidad virtual), a los docentes no les quedará otra que rendirse ante las bondades de lo que ya se considera la mayor innovación tecnológica en años.

Según Business Insider, en 2020, el mercado de los visores de realidad virtual rondará los 2.500 millones de euros. Hoy día, empresas de todos los ámbitos trabajan en adecuar sus contenidos y productos a este pujante mundo. El negocio crece rápido y con él, desarrolladores de distintas compañías pulen los últimos detalles de sus sistemas VR. HTC-Valve y Oculus, se preparan para la inminente comercialización de sus primeros dispositivos.

Conocimiento en primera persona

«Si la pantalla es una ventana a través de la cual uno ve un mundo virtual, el desafío de la realidad virtual es hacer que ese mundo se vea lo más realista posible, suene real y se sienta real», declaraba Palmer Luckey, desarrollador pionero en estas lindes, en la presentación del Oculus Rift, casco de realidad virtual desarrollado por Oculus VR.

«Por sus características, es una tecnología que afecta a los instintos más primarios del ser humano, si se muestra una carrera de coches, sentirás la sensación de velocidad, si viajas al ártico, sentirás el frío» apostilla Martín-Blas, director de New Horizons VR y algo así como el ‘gurú’ español de la realidad virtual.

Aunque la idiosincrasia de esta tecnología se opone a las metodologías educativas tradicionales, que exaltan el concepto de aprendizaje en tercera persona (convirtiendo al alumno en mero observador pasivo), los expertos creen que con la llegada de esta tecnología, es el momento de proponer métodos que proporcionen un conocimiento, por fin, en primera persona. La posibilidad de que el alumno adquiera conocimientos mediante experiencias inducidas, directas, que eliminen de forma efectiva la frontera sujeto-objeto que habitualmente lastra la experiencia con ordenadores, está más alcance que nunca.

Esto, según la taxonomía cognitiva de Benjamin Bloom (reconocido medidor del nivel de profundidad y éxito del aprendizaje logrados a lo largo de un curso), supondrá un importante salto cualitativo en el estudio de ciertas áreas, sobre todo en aquellas en las que resulta difícil visualizar los procesos. La representación de espacios 3D conseguiría facilitar la explicación de conceptos complejos o abstractos, añadiendo una motivación extra al alumno, que asimilaría los contenidos más rápido.

‘Expediciones’: Google pone la primera piedra

Todavía queda lejos la madurez de las tecnologías de realidad virtual, más aún hasta que se asienten como método de referencia en las aulas, pero las primeras aplicaciones prácticas ya están aquí. El pasado mes de septiembre, Google puso en marcha su programa ‘Expediciones’, con el que pretende introducir a más de 100.000 alumnos en la VR. Con él, el gigante de Mountain View dará la oportunidad de ‘viajar’, a través de las google cardboard (unas gafas de realidad virtual ‘low cost’), a lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, como la Gran Barrera de Coral de Australia, las pirámides de Egipto o el Palacio de Buckingham. El objetivo, según los desarrolladores, es que los niños « exploren y aprendan sobre ecosistemas diversos de forma inmersiva»

Realidad virtual y ‘e-learning’, metodologías muy ligadas

Si la realidad virtual es el futuro de la educación, la metodología ‘e-learning’ es el presente. Gracias a la proliferación de portales de educación online, es cada vez más accesible llevar a cabo una formación homologada en las últimas tendencias del mercado de trabajo. La educación online nos permite estudiar lo que siempre quisimos desde casa, con tutores especializados gran parte del día a nuestra disposición.

Pese a que los itinerarios formativos online ya están suficientemente asentados, se prevé que la llegada de la realidad virtual los potencie y enriquezca. Los expertos creen que en poco tiempo, las empresas pioneras de educación online encontrarán en la VR una herramienta con la que perfeccionar los cursos y hacerlos, si cabe, más efectivos.

¿Se imaginan la recreación de situaciones en escenarios 3D que ejerzan como prácticas virtuales en cursos de seguridad privada o cursos riesgos laborales? Empresas como Euroinnova Formación, referente en el mundo de los estudios online, siempre ha estado en la vanguardia. Sólo queda esperar.

—–

Fuente: El Mundo. “Realidad Virtual: así transformará el sistema educativo.” Online: http://www.elmundo.es/andalucia/2016/04/28/57223250ca47418b128b4651.html. 28/04/2016.

—–